Ojos del Salado

Ojos del Salado, empresa catalana afincada en Santa Cristina d’Aro (Girona), ha desarrollado un nuevo lubricante cerámico para la cadena de cualquier bicicleta. En este caso la innovación es que lleva cerámica.

La cerámica es un compuesto químico que no es tóxico sino natural y está presente en muchas aplicaciones de campos tan exigentes como la aeronáutica, la automación, la cosmética o la medicina.

Su bajo micraje (de 0,3 a 3 micras) hace que su rendimiento y sus propiedades lubricantes y antifricción sean óptimas. Su comportamiento en altas y bajas temperaturas (incluso en atmósferas oxidantes), su resistencia dieléctrica y su capacidad de ser inerte frente a la mayoría de compuestos químicos la hacen ideal para su uso industrial.

En un futuro no muy lejano este material irá sustituyendo al teflón ya que es muy superior a él en todos los aspectos.

El Lubricante Cerámico Seco es una composición especial de partículas de cerámica en una base de cera. Sus propiedades son:

– Antiadherente.
– Antifricción.
– Antidesgaste.
– Antioxidante.
– Evita acumulación de suciedad y mantiene la cadena limpia.
– Soporta temperaturas extremas y repele el agua.
– 100% biodegradable.